Las celebraciones en honor al Divino Niño Jesús se desarrollan con gran entusiasmo y alegría por parte de todos los miembros de la comunidad educativa.

Cada 20 de cada mes, celebramos el día del Divino Niño para solicitar su providencia y expresarle nuestro cariño y gratitud.

Niño lindo y amoroso
de belleza sin igual,
eres bello, primoroso
y yo te vengo a adorar.

El candor de tu mirada
inunda con puro amor,
me reboza la esperanza
y aleja todo temor.

Niño Pastorcito mío
de sonrisa angelical,
solo en Ti yo confío
para librarme del mal.

Déjame besarte todo
y ofrecerte lo que soy,
alma y vida yo te entrego
a ti mi Rey y Señor.

Divino Niño Jesús,
dulce, tierno e inocente,
te pido que ahora y siempre,
me confortes con Tu amor.